Más del 80% de la población rechazó la libertad a delincuentes

El día después de que millones de personas salieran a los balcones de sus casas con cacerolas para protestar encontrar de la liberación de presos, una encuesta de la consultora Aresco puso en números la opinión del AMBA sobre esta polémica medida.

El 82,9% se mostró en desacuerdo, mientras que apenas un 13,3% dio el visto bueno. En ese misma línea, el 79,2% consideró que la Justicia es “blanda” con los delincuentes.

Vecinos de diferentes puntos del país se expresaron este jueves golpeando sus cacerolas en balcones y terrazas para rechazar que se otorguen prisiones domiciliarias.

Más del 80% de la población rechazó la libertad a delincuentes

El cacerolazo y aplausazo, que habían sido convocados hace varios días por las redes sociales, se escuchó fuerte desde las 20 en distintos barrios porteños, localidades del conurbano bonaerense y en las principales ciudades provinciales.

Ante el avance de la pandemia de coronavirus en el país, y las medidas de aislamiento social dispuestas para mitigar la propagación del virus, en sintonía con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), abogados defensores de personas privadas de su libertad elevaron a la Justicia pedidos de prisión domiciliaria.

Más del 80% de la población rechazó la libertad a delincuentes

Ante estos pedidos, la Cámara Federal de Casación fijó posición y recomendó que se analicen los casos de presos que integran la población de riesgo de contagio, es decir mayores de 65 años, mujeres embarazadas o personas con enfermedades preexistentes, que estuvieran vinculadas a delitos leves.

Lo cierto es que muchos de los presos beneficiados estaban en la cárcel por delitos violentos. Entre los más de 700 favorecidos hay violadores, femicidas, secuestradores, homicidas y narcotraficantes, en las distintas jurisdicciones del país.

En los últimos días, el rechazo al otorgamiento de prisiones domiciliarias incluso generó una petición en la plataforma Change.org que en tres días sumó 500.000 firmas de adhesión.


Por Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *