En diálogo con Radio Mitre, Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica, denunció que la renuncia de ministros que responden a Cristina Kirchner es un intento de golpe de Estado. “Un vicepresidente que vacía de poder al Presidente está haciendo un golpe de Estado”, señaló. Asimismo, acusó a los ministros que hoy presentaron la renuncia: “se quieren correr de una derrota que es de Cristina Kirchner”.

“El intento de vaciar a un Presidente por parte de un vice es algo que los franceses llaman golpe de Estado. Ya lo hicieron varios”, expresó Carrió y recordó cuando el vicepresidente Carlos “Chacho” Álvarez renunció y dejó más débil al presidente Fernando de la Rúa, el 6 de octubre del 2000.

Alberto llegando a Casa Rosada para analizar la renuncia masiva de funcionarios que responden a Cristina.

Lilita sentenció que “esto ya venía mal de origen”, porque Cristina, la vice, eligió al Presidente y un vicepresidente no puede elegir al jefe de la oposición, así como tampoco a quien pone o saca de su gabinete. Y agregó que “esto iba a venir igual porque si ellos ganaban, iban a decir que la victoria era de ella”.

“Le diría al Presidente que resista y que evite un golpe de radicalización para evitar un golpe”, sostuvo Carrió. También les habló a los gobernadores del PJ para reclamarles que sostengan las instituciones.

Por otro lado, la exdiputada anticipó que Juntos por el Cambio publicará un comunicado en relación a la catarata de renuncias presentadas por los distintos funcionarios afines a Cristina.

Carrió aclaró que el rol de la oposición será sostener las instituciones desde el parlamento “y no cuestiones internas” del Gobierno. “No se puede sustituir actuaciones. No le corresponde a ningún otro poder del Estado. Fernández podría solicitar el apoyo de los gobiernos afines que quieran ser republicanos. Pienso en Schiaretti, por ejemplo”, dijo.

“Cristina quiere vaciar el gobierno para radicalizarlo en el sentido inverso al voto para ir a una Venezuela anticipada y en esto pue haber violencia”

Elisa “Lilita” Carrió

También, en diálogo con TN, manifestó que, como Cristina sabe que puede perder el Estado y complicarse su situación judicial, “quiere vaciar el gobierno para radicalizarlo en el sentido inverso al voto para ir a una Venezuela anticipada y en esto puede haber violencia”.

“En nombre de la república, el presidente tiene que aceptar la renuncia o rechazarla y sostener a todo su gobierno. El que no se quiera quedar es sustituible. Pero lo que no puede hacer es delegar la presidencia ni en La Cámpora ni en la vicepresidente, porque entonces el golpe sería una coalición interna de disolución de la presidencia y esto no es admisible en una república”, manifestó.