La situación crítica de los docentes de la provincia comandada por Mariano Arcioni no es historia reciente. Los trabajadores reclaman una reapertura de las paritarias, que se encuentran cerradas desde 2019 y un aumento salarial, ya que los mismos están congelados desde 2020.

En este marco, desde el martes 17 de agosto se inició un paro de 48 horas (que podría seguir toda la semana) de todos los gremios docentes de la provincia. Quienes, además, son los únicos que no han tenido paritaria 2020 y 2021.

El pasado jueves 12 se había organizado una reunión paritaria, sin embargo, las autoridades gubernamentales brillaron por su ausencia: no asistió ni el ministro de Gobierno, José María Grazzini, ni el ministro de Economía, Oscar Antonena.

Solo asistió la titular de la cartera educativa, Florencia Perata, y en un momento se cerraron las puertas dejando algunos representantes afuera de la reunión que no tuvo ningún avance. “El Gobierno nos sigue faltando el respeto”, señalaron desde los gremios.

El ministro de Gobierno, José María Grazzini

Mientras se realiza la protesta, desde el Gobierno anticipan que “no están las condiciones económicas – financieras para realizar un aumento paritario”. Además, sin tener en cuanta lo ocurrido hace días, que es lo que cuenta el párrafo de arriba, las autoridades resaltan el “valor del diálogo”: “Estamos poniendo lo mejor para salir de esta crisis y para para llegar con una mejoría a todos los sectores y no solo a un sector”, señalaron.

La burocracia fue más lejos, e incluso, se mostraron combativos y austeros contra los reclamos docentes: “no puede haber en este momento un aumento salarial por el cuidado que estamos teniendo con el equilibrio financiero que hemos logrado”, argumentó el ministro de Gobierno, José María Grazzini. Sentenció incluso que “Chubut está dentro de las 10 provincias mejor pagas dentro de los cargos iniciales”.

“No entender la situación y caer en el capricho por enojo de algunos dirigentes, que militan otras cuestiones que aportar al sano juicio de entendernos, hace que inevitablemente se caiga en estos viejos métodos donde cuando uno no tiene o no puede, los perjudicados son los mismos: los chicos”, agregó.

En este sentido, sentenció que si bien “el paro es constitucional”, desde el Ejecutivo chubutense “vamos a tomar medidas en cuanto a lo que corresponda en lo económico porque vimos que el paro fue muy acotado; los índices no han sido altos”, en referencia a lo ocurrido el martes, primera jornada de la protesta que concluye este miércoles.