*Por: Abigail Luna

La resolución fue publicada en el Boletín Oficial. La polémica ley impulsada por Máximo Kirchner y Carlos Heller entró en vigencia, con ella buscan recaudar más de $450.000 millones. Se trata de un «aporte extraordinario» que tiene como objetivo, según el gobierno, morigerar los gastos ocasionados por la pandemia.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) será la encargada de seguir su cumplimiento por parte de más de 12.000 contribuyentes.

Además la AFIP, también deberá definir plazos, formas de ingreso, presentación de declaraciones juradas y demás aspectos vinculadas a la recaudación de este nuevo impuesto.

La ley fue perdiendo imposición a medida que avanzaba la pandemia de coronavirus. Finalmente, en octubre, recibió media sanción de Diputados, luego, el Senado la convirtió en ley el 4 de diciembre.