«Yo no tengo ninguna jubilación de privilegio. Si usted se refiere a la pensión que establece la ley que gozan todos los ex presidentes de la Nación, la tengo y la cobro. Ahora si usted la califica de privilegio, está bien, pero no es así», contestó a un cronista de El Chorrillero al finalizar la inauguración de una sede partidaria durante marzo del año pasado.

Pasaron unos segundos y completó la respuesta: «Todos los ex presidentes de la Argentina la cobran».

Las pensiones vitalicias de los ex presidentes, vicepresidentes y jueces de la Corte Suprema forman parte de un debate pendiente. En el Parlamento esperan tratamiento varios proyectos que proponen la derogación del régimen.

A Adolfo Rodríguez Saá en particular se le cuestiona que accedió a una jubilación especial por haber sido presidente por una semana.

Según publicó el programa Periodismo Para Todos de Canal 13 de Buenos Aires en octubre de 2018, el flamante candidato a gobernador por el Frente Juntos por la Gente cobra $297,087. A esa suma hay que agregarle la dieta como senador de la Nación.


Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *