Domingo 17 de Noviembre del 2019

Entretenimiento

Telar de la abundancia | Cuando se usa el feminismo para el delito

  • Telar de la abundancia | Cuando se usa el feminismo para el delito
Fecha: 06/08/2019   /     /  

“El Telar de la Abundancia”, “Telar de los sueños” o “Flor de la abundancia” responde al conocido “Sistema Ponzi”, cuyo origen data de 1919 y que cada tanto – especialmente en épocas de crisis económicas- reaparece.

Claro está, los tiempos cambian y en pleno apogeo de “la marea verde” las viejas mecánicas se ven obligadas a aggiornarse. Fraudes, estafas y captación de ahorros, son sólo ejemplos de algunas conductas delictivas llevadas adelante por quienes integran estos "grupos de abundancia".

El sistema propone -tras realizar una inversión- la obtención de una ganancia del 700%, sin producir utilidades. Promete, bajo un relato feminista, lo que matemáticamente es imposible: multiplicar dinero de forma mágica. El 87,5% de las participantes pierden.


Cómo funciona y cuáles son sus consecuencias:

Para ingresar al “Telar” una mujer debe entregar “un regalo” consistente en dar una suma de dinero, por ejemplo, $1000 (cada esquema determina el monto y la moneda). Luego, dicha mujer debe conseguir que otras siete personas ingresen al juego y realicen el aporte. De este modo empieza a trabajar el Telar.

La mujer que recibió ese dinero inicial (en concordancia con el ejemplo, si cada una de las ocho personas aportaron $1.000, en total serían $8.000) es quien en otra oportunidad fue el primer pétalo de otra Flor. Y, en consecuencia, ella también entregó ese "regalo" a otra persona para que el circuito funcione.

Lo importante es llegar al centro de la Flor, dado que de ese modo se recibirá “el regalo”. Para ello, cada integrante deberá transitar por los cuatro niveles del Telar: Fuego, Aire, Tierra y Agua. Es por ello que al final, la Flor está compuesta en su totalidad por 15 pétalos / personas: el nivel inicial está formado por ocho Fuegos (las últimas mujeres en ingresar, quienes realizan el aporte para el "regalo" de la persona del centro), el segundo nivel está integrado por cuatro Aires, quienes han reclutado a dos mujeres Fuego respectivamente; el tercer nivel está comprendido por dos Tierras, cuya labor es de “contención” y el último nivel se encuentra constituido por una sola persona, Agua, que es quien recibe el dinero.

Ahora bien, cada vez que las ocho mujeres Fuego (nivel inicial) entregan el dinero, la Flor se desdobla y se divide en dos. Quienes se encontraban en el nivel integrado por dos personas (mujeres Tierra) pasan a estar cada una en el centro de una nueva Flor que solo tendrá tres capas. Por lo tanto, será necesario conseguir una vez más la capa superior de las ocho mujeres- que aportarán para el "regalo" de la del centro- . De lo expuesto surge el imperativo de integrar a nuevas personas al juego.

Las ganancias de quienes llegan a la etapa final son financiadas por los aportes de las nuevas participantes. Pero, ¿Qué pasa cuando no se logra incorporar personas al Telar? El sistema cae y las últimas mujeres en ingresar pierden el dinero invertido. “Se trata de una sucesión numérica finita y justamente por ello se derrumba el esquema. Es decir, la población no es ilimitada, llegará un momento en el cual el Telar no podrá continuar expandiéndose”, afirmó la Licenciada en Economía Amalia De Pedro Wilsen.

Encuadre jurídico:

El Código Penal de la Nación, aborda los “Delitos contra el orden económico y financiero”, los cuales tienen carácter federal. A la luz de lo explicado resulta oportuno analizar el citado cuerpo normativo.

El art. 303 dispone que será multado y reprimido con prisión de 3 a 10 años, todo aquel que convirtiere, transfiriere, administrare, vendiere, gravare, disimulare o de cualquier otro modo pusiere en circulación en el mercado, bienes provenientes de un ilícito penal. Por otro lado, el art. 310 señala que será multado y reprimido con prisión de 1 a 4 años, el que por cuenta propia o ajena, directa o indirectamente, realizare actividades de intermediación financiera o captare ahorros del público, sin contar con la autorización emitida por la autoridad de supervisión competente. De lo inferido se desprende que la captación pública de dinero para su colocación en inversiones es una actividad que requiere la aprobación y el posterior control de órganos, como pueden ser el BCRA y la CNV.

El pasado 11 de julio la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) emitió un comunicado en el cual difundió ciertas precauciones con la finalidad de informar a la ciudadanía y evitar potenciales fraudes por parte de estos sistemas piramidales. A mayor abundancia, el ente señaló que “en caso de ser víctima de una estafa, se recomienda efectuar la denuncia penal correspondiente ante las fiscalías en lo criminal y correccional de la Ciudad de Buenos Aires; y si se tratase de una situación en el interior del país, ante las fiscalías locales o ante las dependencias policiales más cercanas.”

*Fuente: Tribuna de Periodistas - Sofía Luz Granato

SEGUINOS EN FACEBOOK: Click ACÁ

DEJÁ TU COMENTARIO: