Domingo 19 de Noviembre del 2017

Interior

UN PARÁSITO EN CAMBIEMOS: Gainza, el concejal que se la pasa de joda

  • UN PARÁSITO EN CAMBIEMOS: Gainza, el concejal que se la pasa de joda
Fecha: 13/07/2017   /     /  

El concejal entrerriano Emanuel Gainza (Cambiemos) lleva una buena vida de lujos, fiestas y placeres. Pero a la hora de cumplir su función como concejal de la capital entrerriana, no aparece. ¿Otro Máximo Kirchner?

Si hablamos de Máximo Kirchner, es fácil asociar al hijo de Cristina con la "vagancia" (no se le conoce ningún trabajo) y por los hechos de corrupción que sobrevuelan sobre él y su familia. Lejos de los millones de Máximo, otro joven ha comenzado su carrera política hace apenas dos años: Emanuel Gainza, que alguna vez fue el otrora "joven maravilla" del Pro entrerriano.

El polémico Gainza

Gainza asumió como concejal de su partido el 10/12/2015 y desde el primer día mostró sus ambiciones, y como si fuera el mejor alumno de Néstor y Cristina Kirchner, quienes aseguraban que para hacer política había que hacer mucho dinero, Gainza, "el Ema", se propuso hacerlo y provocó el escándalo de corrupción más grave sucedido hasta ahora en el Concejo Deliberante de Paraná. El de los famosos contratos por $ 30 mil c/u, de unos supuestos asesores suyos, pero del que solo cobrarían el 20% de ese monto, mientras que el resto iría a los bolsillos del "joven maravilla".

Emanuel Gainza: Poco trabajo, mucho placer

El "Ema" está nuevamente en el medio de las críticas por su labor como funcionario público. ¿Por qué? Porque Gainza parece no preocuparse por su trabajo. Mientras los funcionarios de Cambiemos cumplen con sus obligaciones para las que fueron elegidos por el pueblo paranaense, a Emanuel no parece preocuparle nada. Falta a las sesiones del Honorable Concejo Deliberantes, falta a las sesiones del "Concejo en tu barrio", falta a las sesiones del "Concejo Estudiantil" y ni se aparece por las comisiones (cabe destacar que los concejales tiene dos deberes: ir a comisiones a tratar proyectos y asistir a las sesiones).

Cuando un amigo se va: La banca de Gainza, lo extraña.

Pero parece que el "Ema" (como le dicen sus amigos) tiene cosas más importantes que hacer, como irse de vacaciones a Miami. Claro, que en el Concejo Deliberantes de Paraná ni avisó de su viaje paradisíaco ni presento un justificativo (¿lo tendrá?)

Esperando el vuelo: Gainza junto a Cristian Larsen

¿QUIÉN LO ACOMPAÑÓ?

Gainza no fue sólo a Miami, tuvo compañía masculina (como le gusta a él). El elegido fue Cristian Larsen, quién hizo de contacto entre Emanuel y Hernán Lombardi.

Lombardi, Gainza y Larsen

EMANUEL FIGURETTI:

Mañana jueves (14/07) el ministro Rogelio Frigerio estará en Entre Ríos por el tema de las listas.


Ahí estaría Gainza, el joven concejal apuró su regreso para estar cerca del ministro Frigerio y poder sacarse las fotos que hagan falta.

UN CUMPLEAÑOS A TODO TRAPO:

Como si todo lo anterior fuera poco, hace unas semanas (el 24 de junio) Emanuel Gainza festejó su cumpleaños en el reconocido comedor Ortiz, de la capital entrerriana. No habría ningún problema si no fuese que el comedor Ortíz hizo un convenio con la Municipalidad de Paraná para que una vez terminado el "Tecnópolis Federal", todos los funcionarios comieran en ese lugar. Justo el mismo día en el que terminó triunfante el "Tecnópolis Federal" y muchos funcionarios fueron a cenar a Ortiz, Gainza "sorpresivamente" festejaba su cumpleaños en ese comedor.


O sea, festejaba su cumpleaños en un comedor que fue proveedor del estado. ¡Que cosas! ¿No?

LAS AMIGAS DE GAINZA:

Al polémico concejal lo acompañaron en su festejo -como se puede observar en las imágenes- su "íntima" Estela Boeykens, ¿quién es? Estela dirige la SRI, una mujer que si se le pregunta porque está en ese lugar, difícilmente sepa explicarlo. Ella está y punto.
La otra es Silvia Campos, una mediadora que trabajaba en su estudio de abogacía y actualmente se desempeña en el INADI de Paraná (no se le conoce ninguna tarea por el momento). Campos fue la que más "peleó", en vano, para que Gainza entrara como diputado... pero todo quedó en el camino.


Actualmente, Emanuel Gainza vive alejado del Pro entrerriano. El partido que lo vio crecer. Sus ex compañeros lo dejaron de lado y no quieren saber nada con el joven concejal. Lo acusan de traiciones políticas, faltante de dinero y de ser un "trepador". Gainza, sólo y renegado de ser concejal (lo que nunca quiso ser), ya que agarró el cargo suplicando dentro de un auto (según afirman sus ex amigos del Pro) para no quedar fuera del poder.
El "Ema" pasa sus días descansando, viajando por el mundo, disfrutando de los placeres... claro, de trabajar ni hablemos. ¿La gran Máximo?

SEGUINOS EN FACEBOOK: Click ACÁ

DEJÁ TU COMENTARIO: