Viernes 14 de Diciembre del 2018

Entretenimiento

Escapar de la locura: Un oficinista porteño dejó todo y se fue a caballo hasta Bariloche

  • Escapar de la locura: Un oficinista porteño dejó todo y se fue a caballo hasta Bariloche
Fecha: 06/02/2017   /     /  

Junto a un amigo, cumplió un sueño de juventud, y en el medio vivieron situaciones terribles que les hicieron cambiar de vida.

A sus 25 años, Agustín Mayer trabajaba en una empresa automotriz alemana en el centro porteño, estudiaba una maestría relacionada con su trabajo, pero de pronto, una nueva meta se interpuso en su camino, y lo hizo cambiar de vida rotundamente: el sueño de recorrer a caballo el tramo entre Buenos Aires y Bariloche.


A raíz de un ejercicio que hizo, descubrió que lo que soñaba de chico no se acercaba a lo que estaba haciendo de grande. "Entendí que no hay que dejar pasar el tiempo sin hacer lo que uno quiere", dice Agustín. Por eso, tomó una decisión: le contó el plan a un amigo, que accedió de inmediato, renunció a su trabajo y planearon juntos en Google Maps el tramo que les llevaría más de 30 días.


Gracias a un video que grabaron mostrando los pueblos por lo que iban a pasar, se pusieron en contacto con decenas de personas que les dieron su casa para pasar la noche -a ellos, y a los cuatro caballos que los acompañaban-. Dicen que el contacto con la gente durante el viaje, les cambió la vida. "Aprendimos a valorar a la gente, a cambiar el trato, a alegrarnos por pequeñas cosas y a conformarnos con poco", explica el joven.



Y no todo fue color de rosas: justo antes de llegar, Agustín recibió un llamado de su hermano contándole que su padre había sido internado por un infarto. "En veinte segundos se me derrumbó el mundo. No podía hablar. Parecía que alguien estuviera ahorcándome", dijo. Sus amigos hicieron una colecta para pagarle un vuelo privado, con el que volvió a Buenos Aires y se reencontró con su familia, hasta que su padre se recuperó.


Luego, volvieron al camino. Y al lograr el objetivo, festejaron como nunca.


Después de la travesía, Agustín escribió un libro con todo lo que había vivido. Tardó sólo 3 meses, y el título fue "El sol no te espera: un viaje a caballo de Buenos Aires a Bariloche". Al volver, decidió que necesitaba un cambio de vida profesional, y comenzó con sus amigos un emprendimiento de cerveza artesanal.

SEGUINOS EN FACEBOOK: Click ACÁ.

DEJÁ TU COMENTARIO