La noticia generó una profunda incomodidad dentro del gobierno nacional que conduce Alberto Fernández. A tal punto que hasta la mismísima ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta, amiga personal de Ferraresi, optó por darle el visto bueno a Chornobroff, denunciado por acoso sexual, descreyendo de las palabras y las presentaciones judiciales de Samantha Rojas.

Según denunció Rojas, Chornobroff le pedía favores sexuales a cambio de ayuda para el barrio donde la joven residía y militaba. Ante la negativa, el flamante intendente de Avellaneda comenzó a perseguirla e investigarla, llegando incluso a pincharle el teléfono y perseguirla con móviles de la Policía Local.

La que se sumó a la polémica, en esta ocasión rompiendo el silencio, fue la concejala del Frente de Todos en Avellaneda y presidenta de la comisión de Presupuesto, Maia Grisel Lata: “La denuncia es falsa, esa mujer miente. Es más, ella tiene denuncias por acoso a distintas personas y violencia”, acusó Lata al ser consultada por el tema vía WhatsApp, sometiendo a Rojas a una polémica revictimización.

En ese marco, este medio pudo tener acceso a la denuncia judicial que confirma los dichos de Samantha Rojas. La caratula, que tiene como imputado a Chornobroff y corre en el juzgado de Garantías Nro. 9 de Avellaneda, está a cargo del fiscal Guillermo Castro. Fue radicada bajo IPP-07-02-010650-17/00 con fecha 30 de junio de 2017.

A raíz de la falta de respuesta oficial, el colectivo de Feministas Autoconvocadas de Avellaneda anunció el llamamiento a una marcha y movilización para el viernes 20 a las 10.00 desde la plaza Alsina a la municipalidad de Avellaneda, bajo el slogan “Basta de abusadores. Alejo Chornobroff violador”.

*Fuente: REALPOLITIK