El Tribunal Oral Federal Nº 5 dispuso que el hotel Los Sauces no continuará sujeto a intervenciones judiciales ni a medidas cautelares. La causa para re – orientarse en otra dirección, en medio de la pandemia por coronavirus y aprovechando que el foco de atención está sobre el COVID-19.

“La medida no sólo los beneficia, permitiéndoles recuperar la administración y usufructo de todas sus propiedades, inclusive sus hoteles, sino que perjudica a los procesos judiciales en marcha donde se investiga no sólo el enriquecimiento de la familia Kirchner sino también maniobras de lavado de dinero que involucran a dicho establecimiento”, señala el escrito presentado por la abogada Silvina Martínez. Estas acciones son “contrarias a lo que oportunamente fue dictado por el juez de instrucción y ratificada por las instancias superiores”, advierte el texto.

La operatoria denunciada en esta causa es similar a la de la Hotesur: alquiler de habitaciones que nunca se ocuparon con la sospecha del reintegro de fondos de la obra pública asignada por los Kirchner a los empresarios Cristóbal López y Lázaro Báez.

“Esta medida se toma luego de que la familia Kirchner reclamara ante la justicia diferentes acciones en torno a la administración y usufructo de las propiedades y nuevamente el Tribunal parecería querer congraciarse con los procesados”.

En otro fragmento de la presentación, se denuncia la grave parcialidad de las decisiones de los magistrados: “Desde hace varios meses la instrucción del expediente parece haber tomado otro rumbo toda vez que se aceptan reuniones con el abogado defensor de Cristina Kirchner a los fines de acceder a sus planteos, solicitando que los interventores designados se reúnan con el Dr. Beraldi como si fueran empleados de los imputados en lugar de auxiliares de la justicia”.

“El pasado 18 de marzo se dispuso que a fin de evaluar la conveniencia de mantener las intervenciones judiciales dispuestas en la causa los interventores designados debían remitir al correo institucional un informe actualizado completo y detallado del estado de los patrimonios bajo su administración incluyendo activo y pasivo. Es decir que en medio de la feria extraordinaria decretada con motivo de la pandemia del Coronavirus el Tribunal está con graves intenciones de hacer cesar las intervenciones dispuestas tal como lo manifestara en la resolución citada”, señala la letrada.

En consonancia con el nuevo rumbo que parece tomar el proceso, se dispuso también que debía devolverse el usufructo de la propiedad de la calle 25 de mayo de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz, por pedido del diputado Máximo Kirchner para que habitara su ex pareja.

Cuándo ni siquiera el expediente llegó a juicio oral, liberar los bienes investigados a manos de los que pudieron haber cometido delitos para que puedan gozar de ellos, parece no tener ninguna razón lógica y puede ser un indicio de un futuro resultado de impunidad de estos juicios.

*Fuente: Periodismo y Punto – Sebastian Turtora