“Te digo, no sé por cuánto tiempo voy a tener Internet”, anticipó una fuente cubana consultada por Data24.com.ar. Por motivos de seguridad, no se revelará su identidad: teme que el Gobierno esté siguiendo sus pasos por su accionar y por sus declaraciones… tal cual viene ocurriendo hace 62 años en la isla.

Lo primero que impresionó a quien escribe estas líneas es el tono de su voz. Las expresiones, que viajaron casi 7.000 kilómetros por el aire, no salen, sino que se deslizan de la boca de la fuente y el timbre roza, inexplicablemente, dos extremos: la tranquilidad y el desasosiego…

En la entrevista se hablará de muertos, de desaparecidos, de persecución de ideas, del régimen que condena a su Patria y a sus hermanos… Sé que lo sabe, y sin embargo, el tono es el mismo, y se desliza valientemente desde su boca con un frío pragmático, como nunca antes había escuchado.

“Actualmente, se encuentra todo absolutamente militarizado. Han prohibido que unos se mueva si no es con un papel que te habilite para estar en la calle… esto está pasando en Santiago de Cuba. De todas maneras, la gente sigue organizándose para las manifestaciones. Recién ahora podemos tener Internet, hace desde dos días estábamos sin. Encima, cortaron las líneas”, señaló entra calmadas pausas a este portal.

La dictadura infunde miedo a la ciudadanía de la peor manera posible: dejándolos aislados, sin la posibilidad de llamar a sus familias. Además de cortar otros servicios esenciales, el régimen tiró las llamadas por línea. “Me encuentro dentro de mi habitación porque quedé sin posibilidades de comunicarme. Pensé que me iban a caer, me encerré porque pensé que me venían a buscar”, expresó.

Recientemente, sobre los dichos del Jefe de Estado, Miguel Díaz-Canel, el cual llamó “a todos los revolucionarios comunistas a que salgan a la calle donde se vayan a producir estas provocaciones y enfrentarlas con decisión”, este cronista preguntó, ingenuamente, si era verdaderamente efectiva la convocatoria por parte de la dictadura. “No, no los convocan”, contestó la fuente isleña, y corrigió “directamente (las fuerzas represivas) entran a tu casa y te llevan… y lo peor e que están llevando a niños de 17 a 19 años para que sean parte de las agresiones contra los manifestantes. También pasa lo mismo para las personas que trabajan en Centros Estatales, si se niegan, son botados del trabajo”. Esto ocurrió, puntalmente, en la localidad de Matanzas.

Las protestas insólitas por su magnitud, tienen en vilo al mundo entero. Y lo que más preocupa, teniendo en cuenta los antecedentes de semejante totalitarismo sanguinario y lo públicamente conocido, es el número de muertos y desaparecidos. “Muertos hoy unos cuantos. No podemos saber el número exacto, todos los días aumentan más. También los desaparecidos”, señaló la fuente.

Al momento de redactar esta noticia, la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara-Rosas, en una entrevista cedida a BBC News, denuncia que han registrado al menos 247 personas que han sido detenidas o que están desaparecidas. De yapa, en Argentina, el comunismo local se esfuerza para sostener el relato de sus colegas. El dirigente del Partido Comunista Argentino, Mariano del Pópolo, sostenía esta semana en Intratables que “en Cuba no hay una dictadura, es un Gobierno con legitimidad de origen”.

Hoy, la descabellada frase de Del Pópolo fue retrucada por el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, quien señaló que “en Cuba no hay desaparecidos”.

Mientras tanto, a las víctimas de la dictadura, se les complica a la hora de registrar sus muertos y desaparecidos: “Imagínate, que desde hace dos días yo tengo que llamar a Europa para que me digan qué está pasando acá. Sé que, confirmados, mataron a dos. Uno de un golpe en la cabeza con una tonfa, por parte de la policía. El otro no sé con qué fue asesinado. En Camagüey, mataron a un chico de un disparo. Y ahora estoy tratando de chequear la muerte de un chico de 10 años”.

La dictadura castrista, que hace 62 somete al pueblo, sabe dónde pegar: desaparecieron a influencers críticos con la tiranía: Dina Stars, quien fue secuestrada mientras daba una entrevista y Ariel González Falcón, tuitero que fue secuestrado mientras caminaba en una manifestación pacíficamente.

Stars fue liberada afortunadamente ayer. González Falcón se encuentra desaparecido junto a otros inlfuencers.

¡CUBA LIBRE!