En medio de una crisis económica y sanitaria sin precedentes, funcionarios públicos salteños se aumentaron 233% sus salarios. Mientras tanto, siguen muriendo niños por desnutrición en esa provincia.

Pichanal es una ciudad del departamento de Orán, ubicada al noreste de la provincia de Salta, Argentina. Se conecta con la red nacional vial a través de la Ruta Nacional 34 en el km 1329, y llegando a San Ramón de la Nueva Orán a través de la Ruta Nacional 50.

Los concejales salteños, opositores al intendente de Pichanal, Sebastián Domínguez, quienes aprobaron el primer proyecto del año: un aumento de 233% de sus salarios, según informó el diario El Tribuno.

Según manifestaron los ediles, «como el proyecto ordenanza, no fue vetado ni promulgado por el actual intendente, los legisladores municipales pasarán a cobrar de 15 mil pesos que percibían a 50 mil pesos», es decir un 233% más.

Los autores del proyecto son los concejales Braulio Peralte, Johana Méndez, Mario Francisco Sánchez, Paola Cantarela, Iván Basterra y Graciela Castilla, pertenecientes al Frente de Todos. Los únicos que rechazaron el proyecto fueron los concejales Marcos Domínguez, Gabriela Quiroz y Blanca Díaz.

El proyecto de ordenanza expresa fijar el aumento de los sueldos de los concejales subsecretario, planta políticas y asesores como así también los sueldos del intendente funcionario municipales y asesores del municipio, considerando, además, que esta ordenanza fue sancionada en diciembre del año pasado y aprobada por los dos tercios de los votos de los concejales de la ciudad de Pichanal y elevada al Ejecutivo municipal para su promulgación o veto.

Igualmente, aprobaron ratificar el aumento de los sueldos de los concejales de Pichanal y fijar los mismos en 50 mil pesos con un 10% más para el presidente y un 5% más para los vicepresidentes.

Además, reafirmaron el aumento de los sueldos de secretario legislativo administrativo del cuerpo en un 80%, del sueldo a los concejales fijar los mismos en 40 mil pesos y establecieron el suelo de los asesores letrados del Concejo Deliberante en 50 mil pesos.

Por último, los ediles fijaron los sueldos del Ejecutivo, por lo que el intendente cobrará 60 mil pesos, un secretario 50 mil pesos, un tesorero 50 mil pesos, un subsecretario 25 mil pesos, directores 25 mil pesos y asesores 50 mil pesos.

Luego de la polémica, el intendente Sebastián Domínguez vetó ayer el aumento de sueldos y anunció que junto con su gabinete donarán sus dietas para «solventar las tareas destinadas a la lucha contra la pandemia». Consideró que se trató de un “acto espantoso” que como primera acción en el año hayan intentado subirse los sueldos. “Es un papelón, somos un municipio pobre, el 80% de nuestros habitantes son pobres”, dijo.


Por Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *