Las organizaciones en favor de los derechos humanos Human Right Watch y Amnistía Internacional, entre otras, volvieron a denunciar el incremento de ataques contra periodistas en Latinoamérica e instaron a defender la libertad de prensa de las amenazas ligadas a Gobiernos déspotas.

En Argentina, el Canal 29 de Quilmes, un medio de comunicación comunitario de San Francisco Solano, que desde hace más de treinta años transmiten las 24 horas del día a través de una resolución de AFSCA y un permiso del Ente Nacional de Comunicación (ENACOM), fue volvió allanado por segunda vez en lo que va del año. Los oficiales de la Policía Federal se llevaron computadoras, teléfonos celulares, material escrito, entre otros.

En un vivo en Instagram ente el periodista Eduardo Prestofelippo («El Presto) y Laura Miño (periodista del Canal 29) los uniformados le informaron que tenía prohibido grabar y se negaron a responder sus preguntas.

Es el segundo allanamiento y secuestros de equipos del Canal 29 en menos de un mes. Con pretextos absurdos se está intentando cortar la libertad de prensa y de expresión en Quilmes. Mientras tanto, la intendente Mayra Mendoza hace mutis por el foro y todavía no ha dado ningún tipo de explicación ni se solidarizo con los periodistas y las autoridades del canal.

Proteger a los periodistas del acoso, las amenazas, la detención y censura que se sufre a lo largo y ancho del país, especialmente en Quilmes, es de vital importancia. Los medios independientes son esenciales y son la primera línea de lucha contra el autoritarismo y falta de transparencia por parte de los gobernantes. Ahora vuelve una sola pregunta: ¿Quién será el siguiente?

– Especial para Data24.com.ar –