En las últimas horas, la policía chaqueña reprimió en distintas localidades del oeste de la provincia a los docentes que se manifestaban pacíficamente en las rutas locales.

La situación del gremio docente, no daba para más.

Tal como informó este portal, en los meses de Alberto Fernández y Jorge Capitanich en el poder, la situación se agudizó. El año pasado tuvieron un aumento del 7,8% y ahora lograron mejorar la oferta del 10 al 12%. No alcanza ya que la inflación del año pasado en el Noreste argentino fue superior al promedio nacional -42% contra el 36,1% del país-.

En Pampa del Infierno, uno de los docentes que está reclamando en las rutas aseguró a este portal que, en estas condiciones, las clases no comenzarán normalmente. Por la pandemia no pueden realizar horas extras. Un docente con 20 años de antigüedad, como el entrevistado, gana en mano 30 mil pesos. No le alcanza para comer.

Docentes de toda la provincia se comunicaron con este portal para visibilizar la situación. La difusión de la escandalosa situación económica por la que pasan los docentes de la provincia de Capitanich, no pudo evitar la furia de la fuerza policial.

*Fuente: Periodismo y Punto