«Ya probaste el chiquito, ahora probá el Grandote» era la clásica publicidad que tatuó al alfajor Grandote en el imaginario popular… hoy, la fábrica que lo produce cerró debido a la ardua crisis económica.

«La Nirva, planta ubicada en Lomas del Mirador que también elabora la marca La Recoleta, tiene sus puertas cerradas, y sus trabajadores fueron desalojados de un acampe que habían montado frente al lugar. El cese de producción se dio en febrero, pero desde hace un año viene arrastrando problemas» informó esta mañana El Tribuno.

«Nosotros decidimos quedarnos parados en la puerta de la empresa, los dueños quieren vaciarla, llevarse todo y no solo que no nos dejan volver a trabajar porque demanda hay, sino que tampoco nos pagan los sueldos», indicó el delegado gremial Marcelo Cáceres.

En una carta difundida en redes sociales, las operarias señalaron: «somos 65 familias que desde hace más de seis meses no cobramos. Estamos pasando la cuarentena sin dinero. Incluso antes de que se decrete la cuarentena obligatoria, un representante legal de La Nirva se comprometió ante el Ministerio de Trabajo a entregarnos a cada trabajador la suma de $10.000 a cada uno y de $ 25.000 la semana siguiente, pero esto no pasó«.

«Incluso fuimos estafados con cheques de 90 a 60 días y ninguno se hace cargo de que la cuenta estaba sin fondos. Los trabajadores fuimos a trabajar gratis siendo engañados. Incluso no podemos exigir nada al Estado porque en Anses aparece que nos pagan arriba de $ 80.000 pesos. ¿Es una cargada? Figuran aportes inexistentes», publicaron.


Por Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *