El director de orquesta y coros rosarino, Carlos López Puccio, participó del ciclo de entrevistas culturales que lleva a cabo La Bolsa de Comercio de Rosario. El multiinstrumentista y humorista argentino habló sobre sus comienzos en la música y los grandes éxitos vividos junto al grupo cómico Les Luthiers.

En tiempos de pandemia, la entrevista se llevó a cabo de forma digital durante la tarde del jueves. Con respecto al aislamiento obligatorio, López Puccio comentó: “La estoy pasando con una carga importante de ansiedad, de expectativa y de incertezas, que comparto con la humanidad. Personalmente estoy cómodo y aproveché a hacer cosas que tenía pendiente”.

Durante la charla, el humorista habló sobre su infancia. “La Rosario en la que yo nací es bastante diferente a la que es actualmente”, aseguró, y continuó: “Tengo un recuerdo muy pueblerino, jugando con pelota de trapo en la calle”.

En este contexto, “mi afición por la música salió prácticamente de la nada”, recordó el músico entre risas, y continuó: “Fui a (la escuela) Normal 3 y de pronto vi a un chico que tocaba la armónica… ese fue mi gran amigo de la infancia”. Al tiempo, “conseguí que una tía me regalara una armónica, y empecé a tocar”.

De esta manera comenzó el interés de López Puccio por la música. “En la misma, época mi hermano trajo la séptima sinfonía de Beethoven a casa y me encantó. Me empecé a comprar discos, y al poco tiempo pedí que me manden a estudiar violín”, comentó. “Cuando tenía 17 años me fui a La Plata a estudiar dirección orquestal, porque era el único lugar donde estaba la carrera a nivel universitario”, agregó.

Luego de finalizar sus estudios y perfeccionarse en algunos instrumentos musicales, el director de orquesta y coros rosarino se unió al grupo cómico. “Si bien, inicialmente, Les Luthiers ‘me contrató’, también me fascinaba”, dijo, y explicó: “Yo entré poco después de que el grupo se fundara, pero me siento un importante arquitecto de lo que es”.

Mirando hacia atrás, “considero que siempre he sido un tipo de buen humor, y siempre he valorado el buen humor de los otros como una forma de arte. Cuando alguien me hace reír, es como cuando un artista me hace emocionar”, consideró el músico, y agregó: “Siempre disfrute mucho de pensar en cómo voy a divertir a la gente, y siempre pensé que esa gente era agradecida”.

En relación a su trayectoria, el entrevistado atribuyó el éxito del grupo a “unos cuantos ingredientes”. “Les Luthiers prácticamente definió un género, que es un espectáculo donde hay buena calidad musical reunida a una buena calidad de humor. Y esa buena calidad de humor es algo que no es fácil de encontrar”, declaró.

“Una cosa es el humor improvisado, sencillo, a veces un poco grotesco, y otra cosa es el humor que hace Les Luthiers: destilado, trabajado, que tiene cierto sustento cultural. Es una caja de pandora, en el buen sentido”, agregó el humorista.

En más de 50 años de trayectoria, el grupo ha realizado aproximadamente 8.000 funciones, frente a más de 10 millones de espectadores. “El humor de Les Luthiers, por necesidad comerciales, es amplio”, aseguró el multiinstrumentista; sin embargo, “Les Luthiers no le va a gustar a todo el mundo”, aseguró. “Hoy en día, nuestro humor transita por varias capas: un humor sencillo, una capa un poco más elevada… y va encimando capas que a veces hace falta tener una buena educación cultural para entender”, consideró el entrevistado.

*Fuente: BCR news


Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *