Según un relevamiento privado, la Argentina se ubica entre los primeros países con la conexión a internet móvil más cara de la región. El valor por cada gigabyte es el tercero más alto del ranking, quedando detrás de Colombia y Paraguay.

La investigación a escala global fue hecha por la empresa de distribución de internet Melita y, según los datos recopilados, un usuario de telefonía móvil argentino paga en promedio un costo de U$S 2,38 ($433 a valor del dólar blue) por cada giga de datos de internet.

Dicho monto fue superado en América del Sur únicamente por Colombia, con U$S 2,8, y Paraguay, con U$S 2,53. Por otro lado, los países con la conexión más barata son Chile (U$S 0,39), Brasil (U$S 0,92), Ecuador (U$S 1,06) y Perú (U$S 1,15).

La Argentina se ubicó como el tercer país con los datos móviles más caros de la región, pero tiene uno de los precios más baratos en banda ancha.

“Los datos se recopilaron desde el 8 de diciembre de 2020 y el 25 de febrero de 2021 y se calculó y comparó el costo promedio de un gigabyte (1 GB) para formar una clasificación autorizada”, detalla el informe.

A nivel global, los datos móviles más baratos los tiene Israel, con un promedio de 5 centavos de dólar por gigabyte de datos; mientras que la conexión móvil más cara del mundo es la de Guinea Ecuatorial (U$S 49,67), seguida por las Islas Malvinas (U$S 44,56), Santa Elena a U$S 39,87 y Malawi con U$S 25,46 por gigabyte.

Dicho informe también menciona la velocidad de banda ancha de cada país, basado en los datos del portal británico Cable.co.uk, y en este aspecto la Argentina tiene uno de los precios más baratos del sur del continente, contrario a lo que sucede con la conexión móvil.

En ese sentido, destacó que la Argentina paga en promedio unos U$S 19,49 mensuales promedio, lo que a valor del dólar blue serían unos $3.550. Le siguen Colombia con U$S 24,63 por mes y Brasil con U$S 24,79 el abono de banda ancha.

Asimismo, en un reporte reciente de la empresa proveedora de servicios de VPN (red privada virtual), Surfshark, en el ranking de “Calidad de Vida Digital”, que considera costos de internet, la calidad de la conexión, la infraestructura y la seguridad electrónica, la Argentina se ubicó en el puesto 48 de 85.

La peor parte es la calidad del Internet. En este aspecto, el país se ubicó en el puesto 69. Mientras que el mejor puesto lo obtuvo al considerar la seguridad de conexión, lo que la llevó a ocupar la ubicación 38°.

Alberto Fernández volvió a hablar sobre su intención de declarar internet como servicio público.

A pesar de ser uno de los precios más baratos de la región, hace dos semanas, Alberto Fernández volvió a hablar sobre la intención del Gobierno de declarar como servicio público los servicios de internet: “Es impensable vivir en un mundo donde la conectividad no llegue a todos. Se enojan porque digo que internet es un servicio público… ¡que se enojen! Porque vamos a hacer de internet un servicio público para que llegue a todos los argentinos y las argentinas y que no nos estafen ni nos roben con las tarifas”.

El año pasado, Alberto declaró por decreto como servicios públicos a la telefonía, internet, y televisión paga, por lo que las compañías se vieron obligadas a consensuar con el gobierno cuándo y cuánto podrían aumentar sus tarifas, lo que tuvo como consecuencia reclamos judiciales que todavía están siendo tramitados y en multas administrativas.