La encargada de reivindicar a Jorge “Loco” Romero fue Teresa García, la entonces presidenta del bloque de Unidad Ciudadana que hoy oficia como ministra de Gobierno de Axel Kicillof. Fue justamente García quien lo había convencido de desaparecer un tiempo de escena a través de una licencia voluntaria, para evitar perder el manejo de fondos de su banca en un año electoral clave.

Luego de su paso por el Senado de la provincia de Buenos Aires, donde el “Loco” Romero cobró un suculento sueldo, su figura quedó en el tapete y, para evitar la exposición, la mesa chica de la agrupación coincidió en no otorgarle ningún lugar en el gobierno nacional pero sí contenerlo con un contrato en la Obra Social del Personal de la Industria del Cuero y Afines.

El ingreso de Romero -ex pareja de la titular del PAMI, Luana Volnovich- al Sindicato de Obreros Curtidores de la República Argentina que conduce el diputado nacional Walter Correa no es casualidad: desde el año 2017, el gremio participa activamente de la logística en los actos de La Cámpora, en tareas vinculadas con la organización y la seguridad.

Finalmente, luego de una extensa quietud judicial, la Justicia parece decidida a apurar el cierre de la causa que tiene a maltraer al ex senador. De hecho, en forma abrupta y en plena pandemia, el 10 de agosto el fiscal Santiago Vismara solicitó la indagatoria de Romero, que podría concretarse entre los meses de septiembre y octubre. La citación llama poderosamente la atención debido a que la Justicia todavía no realizó la pericia a la víctima, cuestión de central importancia para el fiscal al momento de indagar al acusado.

*Fuente: REALPOLITIK


Por Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *