Alberto Fernández trató de bajarle el tono al sacudón que generó la carta de Cristina Kirchner. El presidente dijo que la misiva de su vice fue «un respaldo» y se quejó de las interpretaciones: «No sé qué leyeron».

«Yo leí la carta y me gustó, la sentí como un respaldo», afirmó Alberto. «Contrariamente a lo que muchos creen, Cristina ha sido muy generosa conmigo en muchos conceptos y yo lo valoré así», agregó el mandatario tras varias de interpretaciones dentro del gobierno sobre las palabras de la vicepresidenta.

«Es una carta de fuerte compromiso, en la que rescata la condición dialoguista del Gobierno. Es una carta valiosa, en un momento muy especial para Cristina. Ella en esta época no la pasa bien nunca», intentó explicar el presidente en referencia al aniversario de la muerte de Néstor Kirchner.

Durante una entrevista en radio Metro, Alberto fue consultado sobre las críticas de Cristina a «los funcionarios que no funcionan», lo que alimentó las versiones de una presión interna para que haya cambios en el gabinete.

«Ese párrafo donde habla de ‘funcionarios que no funcionan’ o ‘aciertos y desaciertos’, no está dirigido a mí sino a los que critican permanente. No sé cómo leen las cartas», se desentendió el presidente. «No sé qué leyeron, no sé cómo deducen lo que deducen. Esta es una carta de fuerte compromiso», insistió.

«El tema central de ese párrafo es dejar al descubierto que hay sectores de la sociedad que no soportan que el Gobierno sea peronista, y ella dice ‘son tan impiadosos con Alberto como conmigo’. Esa es la lectura correcta, no sé cómo pueden deducir las cosas que deducen», continuó.

En relación a la posibilidad de cambios en el gabinete, se trata de una idea que Alberto resiste, a pesar de la reflexión de Cristina. En ese sentido, Alberto volvió a expresar un fuerte apoyo a Martín Guzmán, en una jornada que puede ser clave para su futuro. «Es un ministro excepcional, de una capacidad e integridad moral única y una capacidad que no tiene ninguno de sus críticos», aseguró el presidente.

Alberto rechazó también que le haya puesto un «plazo» a Guzmán para que logre encontrarle la vuelta a la crisis. «Lo de que es un ministro a plazo lo escribe Clarín, pregúntenle a (Marcelo) Bonelli. Él es Ministro y punto, lo que tenemos que hacer es ponernos a trabajar», subrayó.