Hoy a las 21:30 hs, el presidente fue entrevistado en el programa Juntos podemos lograrlo, un ciclo especial organizado por Telefé conducido por Santiago del Moro.

En dicha entrevista, Fernández propinó frases muy «polémicas» referidas a cómo el país transita la pandemia mundial del coronavirus, la crisis económica y las tensiones entre la oposición y el oficialismo.

Las frases que más impacto y cuestionamiento tuvieron en las redes sociales fueron las referidas a los sueldos de la clase política y la falta de solidaridad evidente para/con el trabajador argentino. En este contexto, el mandatario insistió con la negativa: frente a la pregunta de uno de los periodistas del programa, Fernández contestó que «si el Congreso hiciera todo este esfuerzo, en cuatro o cinco meses lo máximo que se podría aportar son 200 millones de pesos. Esa no es la solución y yo no estoy dispuesto a pedirle a un Ministro que está a disposición de la gente bajarse un sueldo que es absolutamente razonable«.

Además expresó que el pedido de recortar sueldos de funcionarios públicos es una expresión «POPULISTA que fomenta la antipolítica». «Yo creo en la política cuando se hace honesta y dignamente. Nosotros estamos absolutamente dedicados a trabajar dignamente. No tenemos empresas privadas, no tenemos cuentas offshore, no dependemos de lo que mi familia me da, vivimos de nuestro sueldo. No lo voy a hacer con ninguno de mis ministros. Eso es un acto de populismo, que en verdad no resuelve el problema. Y, para lo único que sirve, es para fomentar la antipolítica«.

En cuanto a asuntos económicos, disparó que «si miramos la ecuación económica, vamos a tener problemas. Hoy estuve mirando los números y obviamente nos preocupan, el estado tiene poner recursos para ayudar a todos los sectores. Pero tenemos que hacer el esfuerzo».

También, siguiendo la línea (y con cierto tinte autoritario) expresó su deseo de que se deje de «cuestionar la figura del Estado». «El Estado debe estar cada vez más presente que nunca, y todos debemos ayudar con ese esfuerzo».

En cuento al área de Salud, manifestó que «hacemos la cantidad de testeos que la OMS considera aceptable. Podemos discutir cuánta gente está infectada, lo que no podemos discutir son las muertes. Nuestra política es distinta a la de otros países y funciona»


Por Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *