En clave electoral, el presidente Alberto Fernández, fue entrevistado por el periodista Julio Leiva, en el marco del programa Caja Negra, perteneciente al medio Filo News, empresa fundada por Mario Pergolini y que trabaja en redes, principalmente en Youtube, y está destinada al público joven.

Allí, el mandatario brindó una entrevista más íntima, un tanto lejos de la escena política que golpea al país. En menos de un minuto de entrevista nombró a la vicepresidente, Cristina Kirchner. Se le preguntó si había alguna autocrítica en cuanto a su gestión, y se limitó a decir que “tengo la íntima tranquilidad de que dejé todo. Todo lo que pude poner, lo puse”.

Además, habló de su estado de salud: Dijo tener ansiedad y contó que “mi día empieza a las 7:30 de la mañana y termina a las 1:00 o 2:00 de la madrugada. Y eso se nota en las ojeras, en el cansancio, en la gordura”.

Dentro de las polémicas frases del jefe de Estado, brilla la relacionada a la atención médica durante el confinamiento. “Yo creo que, cuando miro para atrás, la tranquilidad que tengo es que use todo. Di todo. La tranquilidad que tengo es que en al Argentina no hubo un solo argentino, no hubo una sola argentina, que se haya enfermado y no haya tenido atención médica”.

“Si miro los muertos digo, qué pena, hubiera querido que puedan ser menos”, afirmó, hablando sobre los muertos en pandemia/cuarentena.

También, llamó la atención su declaración sobre la juventud y el encierro impuesto por el Gobierno Nacional: “Me gustaría que cada uno de los chicos que esta escuchando sepa que en verdad no los encerré, los cuidé”. Como así también, sus afirmaciones sobre el liberalismo, cuando días atrás llamó a picarle los boletos: “A muchos chicos le hicieron creer que uno es un tirano que los encerró, y en verdad nada tengo de tirano, nada tengo de dictador. Soy el tipo más democrático y más liberal que creo que existe, en término de derechos personales, humanos e individuales… pero acá no había salida”.