Con un breve mensaje al respecto, Alberto rompió el silencio sobre la fiesta por el cumpleaños de Fabiola que tuvo lugar en Olivos, dio sus explicaciones de lo ocurrido y dio por cerrado el tema.

El tiempo total que utilizó para referirse al tema fueron apenas 5 minutos, donde solo admitió la reunión y culpó a Fabiola de lo sucedido. “El 14 de julio Fabiola convocó a una reunión, a un brindis, que no debió haberse hecho. Me doy cuenta que no debió haberse hecho y lamento que haya ocurrido”, expresó. 

Desde Olavarría, Alberto comenzó explicando que por el puesto que ocupa debía recibir a mucha gente en Olivos debido a la pandemia y porque por recomendación de los médicos se quedó trabajando allí. “Olivos se convirtió repentinamente en casi una ciudad”, señaló, ya que debía recibir a mucha gente “que tenía problemas que la pandemia le había causado y que también necesitaban ser oídos”. 

La polémica foto de los festejos en Olivos.

Luego hizo referencia a la primera vez que se conoció que mucha gente había pasado por la Quinta Presidencial y afirmó que el propio Gobierno hizo público ese listado: “No escondimos nada porque no tengo nada que ocultar de mi vida personal”.

“Todos lo supieron porque nosotros lo contamos, porque no ocultamos nada, porque están los listados de quienes entraron y salieron de Olivos”, agregó Alberto. 

“Desde esa condición humana que tenemos los que hacemos política lamento lo que ocurrió. No va a volver a ocurrir”, finalizó el Presidente.

Alberto lo lamenta ahora que toda la Argentina se enteró de lo sucedido, por lo que probablemente, si nadie se hubiera enterado, seguiría sin respetar sus propios decretos.