Iñaki Gutiérrez: «Ofelia no debate por miedo, es puro marketing K»

El joven que saltó de las redes a la política opinó sobre la realidad, del actual gobierno y no dudó en apuntar contra su posible contrincante Ofelia Fernández.

PorRafael Garduño

Jun 30, 2020
  • ¿Que fue lo que te motivó a empezar con tus clásicos videos de Twitter?

Yo siempre leo mucho el diario en papel… y esto de tanta mentira, tanto quilombo que hay en la política me impulsó a investigar. Ahí me di cuenta que estaba en las antípodas del kirhnerismo y lo que hacia esa gente estaba muy mal. Después, ganó Macri, tenía catorce años… y bueno seguí estudiando. Y si bien hay muchas medidas económicas que no comparto del anterior gobierno, me parece que era el camino en el sentido de números claros, de poder debatir ideas… ahora que volvimos a esto, es claro al razón por la cual no se quería volver: el atropello constante, todo el tiempo la voz de ellos por encima de la tuya. Entonces un poco lo que me motivó fue eso, si lo pudimos sacar una vez podemos hacerlo dos veces, y hay que trabajar sobre eso.

  • ¿Qué criticas de la anterior gestión?

Más que nada la política económica. Yo creo en una política económica mucho menos intervencionista. Hay que dejar a la gente ser y quitarle cada vez más carga tributaria para que se vea el potencial de la ciudadanía, la capacidad de invertir, de abrir un negocio y no estar tan preocupados por cómo cierran los números y sí por el producto y cómo se lo ofrecen a la gente. Es una gran cagada estar todo el tiempo estar preocupado por ver si se llega con los impuestos en vez de ir y abrir un negocio para ofrecer un producto y cambiarle le vida a la gente.

  • Contaste en otras entrevistas que te marcaron mucho políticamente las últimas elecciones…

Sí, fue así. En la primera vuelta electoral me tocó fiscalizar en La Matanza. Ver a todos «los muchachos» cantando la marcha peronista cuando se sabían que estaban con los números más altos que los nuestros, y salir del colegio y ver las calles de tierra, todo inundado, me dio un poco por preguntarme por qué esta gente se siente identificada con este gobierno más que por el otro dado el abandono dado por los mismos intendentes peronistas… eso me impactó mucho.

Es una suerte de indignación que me hace pensar cómo hacen para convencer a los votantes para perpetuarse en el poder siendo que los resultados son completamente contrarios a los que ellos pregonan, y además es ver de verdad la decadencia de algunos lugares, que es una pena. Es tristísimo ver los barrios con calles de tierra, con chicos desnutridos, y ver que los gobernantes de esas zonas están viviendo bien.

  • ¿Qué cambiarías del sistema político actual?

La libertad y algo que siempre discuto mucho: las reelecciones. Yo creo que no existen los líderes mesiánicos, no creo que nadie tenga la llave dorada de la idea de oro en la política. El recambio siempre es bueno. Esa es una cosa por las que más militaría, la posibilidad, de alguna manera, de que todos o gran parte de la gente, tenga la oportunidad de gobernar o tener un proyecto político… sí, está bien, las reelecciones son democráticas, no voy a poner eso bajo tela de juicio, pero como te decía, sí que cada uno tenga la posibilidad de llevar un cambio de gobierno y creo que los líderes mesiánicos no existen.

Y sí me parece muy importante una gran reforma en el sistema tributario. La gente tiene que disponer más de la plata que gana.

  • La idea de una reforma tributaria rompe mucho el establishment del status quo del ámbito político. Es «mala palabra». ¿Crees que eso es más del círculo rojo de la política o más de la gente?

Creo que es algo que ya está tan arraigada la idea de que «los impuesto son los impuestos y punto» que la gente ni se pone a pensar en qué se gastan. Me parece que es un trabajo nuestro visibilizar de qué manera se derrochan los recursos del Estado. Si nos pusiéramos a pensar de verdad en qué se están gastando, no solamente hablo de salarios, choferes o asesores, sino en los proyectos o en las cosas que a veces se gastan podríamos manejar mejor las cosas para que nuestra plata vaya a otras cosas.

  • Escuché que hablas de la «apropiación de luchas sociales» loables por parte del kirchnerismo, la izquierda y el peronismo ¿cuál crees que sería la mejor forma para que sectores políticos republicanos y liberales entren en esas luchas que son de todos?

Hay que ver la manera en la cual se encara el tema. Ellos se definen por lo que no son, nunca por lo que son… si tuvieran que definirse por lo que son dirían que «somos el gobierno del pueblo» y punto, queda ahí. Creo que debe ser un trabajo nuestro empezar a desglosar ese relato tan arraigado que tiene tanto la izquierda, el peronismo y kirchnerismo, y empezar a mostrar que nosotros también somos el gobierno del pueblo. Y por «pueblo» nos referimos a toda la gente que forma parte de la Nación argentina.

Creo que nosotros permitimos eso. El error decae en nosotros. De cierta forma permitimos que las ideas políticas mencionadas, se hagan con estas luchas y sean sis «dueños» mientras nos tildan a nosotros de «opresores e hijos de puta», cuando nosotros, lo que vemos son salidas diferentes…

  • En ese sentido, ¿en qué consideras que fallan las ideas K y de izquierda?

Sacamos una ley frente a cualquier problema. A cada problema se le adjudica un presupuesto cada vez mayor en vez de hacer un determinado seguimiento de como surge ese problema en específico, sino que se piensa «¿acá estamos fallando? bueno, hagamos ministerios, hagamos más secretarías». Es siempre agrandar el aparato del Estado sin ponernos a pensar si el aparato del Estado adjudicado a esa problemática en específico es de verdad efectivo. Por lo cual, si a cada problema le adjudicamos cada vez más presupuesto lo único que logramos es que los impuestos sean cada vez más altos para una solución que no termina arrancando el problema de raíz.

  • Muchos de tus detractores te insultan diciendo que sos «la Ofelia del PRO» ¿qué opinás de eso?

Entiendo que ellos tengan de alguna manera una suerte de «odio» al macrismo por todo lo que no ha hecho y por todo lo que dijo que iba a ser y no hizo, pero me parece que a la discusión, una vez más, la estamos planteando o de un escalafón para arriba o de un escalafón para abajo… Porque los kirchneristas a nosotros, al PRO, nos dicen «de derecha y neoliberal». Bueno, el neolabiralismo no existe y de derecha, claramente, demostramos no ser.

Con lo cual, me parece que el debate ideológico está corrido en Argentina. En el caso del peronismo, todo lo que no sea peronismo «no es gobierno del pueblo». Y en el caso de los liberales, me parece que estamos dejando una batalla que no hay que dejar de dar… estamos poniendo en las antípodas del liberalismo al macrismo y al kirchnerismo y me parece que eso es un grave error porque, en el macrismo (algo que no muchos liberales van a reconocer) uno podía hablar de ideas liberales, más allá de que se concreten o no, uno podía marcar agenda de discusión liberal, no había un avance sobre la propiedad privada… y hoy lo sufrimos. Y es como siempre, con el diario del lunes somos todos Gardel.

Hoy de verdad tenemos ideales cercenados. La propiedad privada y la libertad están en jaque. Con lo cual, me parece que tenemos que hacer un mea culpa en cuanto a cómo nos hemos manejado, tanto el PRO como los liberales, y ver los puntos en común para discutir un proyecto liberal en diez años; pero me parece que la gran amenaza que tenemos hoy es el kirchnerismo.

  • ¿Cuál es tu relación con Macri, Pichetto y Bullrich? ¿Qué proyectos tenes a futuro en cuanto a la política?

La relación es cordial. Cada vez que tengo una duda logran contestarme y guionarme… y bueno, como dijo Presto en la entrevista «uno nunca tiene que perder la posibilidad de hablar con un expresidente de la Nación» es algo que, más allá de los resultados, si es honesto, me parece que uno tiene que aprovechar para sacarle jugo a eso por lo que conlleva estar en ese puesto. Mismo Patricia Bullrich, que ha sido ministra de Seguridad… la seguridad y la economía son mis materias favoritas por excelencia, con lo cual siempre se agradece un consejo o una charla, aprovecho mucho para aprender.

En cuanto a mi proyecto, en materia política, si bien a mi me encantaría darle el debate a Ofelia Fernández dentro de la Legislatura, yo creo que el rol en el cual la gente me ponga va a ser el correcto. Yo me metí para dar la batalla cultural y el cambio, pero voy a estar contento sea cual sea el lugar donde la gente me elija. Si obvio, mi preferencia es poder darle el debate dentro de la Legislatura a Fernández el año que viene.