La hipocresía de la casta política no tiene fin. Ayer, este portal compartió una nota de REALPOLITIK en la cual se explica cómo los empleados municipales de Quilmes reclamaban a la intendente Mayra Mendoza sobre las pésimas condiciones en la cual realizaban sus labores. Ella desoyó el pedido y se confirmó el primer caso (hasta el momento) en esa institución.

Éstas eran las condiciones de trabajo

Mientras tanto, en redes sociales, Mendoza afirma que «estamos haciendo un esfuerzo enorme por parte del Estado y en particular de nuestros adultos mayores (…) cuentan con el Municipio y quiero contar con ustedes para ganarle la pelea al coronavirus».

Mientras tanto en las redes

Un caso similar ocurre en el Pilar de Achával. Dos madres (hasta ahora) se contagiaron del virus junto a sus bebés recién nacidos en el Hospital Materno Infantil de Pilar. Denunciaron que ningún médico les brindó la atención correspondiente…

LOS «DESCUIDOS» Y EL PAUPÉRRIMO DESARROLLO

El primer caso de coronavirus dentro del Hospital Materno Infantil de Pilar se dio en un médico cirujano. Operó (una cesárea) el viernes 5 de junio junto a un equipo conformado por dos instrumentistas, dos enfermeras, un anestesista y un auxiliar. El domingo siguiente presentó síntomas y los reportó. El lunes 8 se le hizo un hisopado y realizó el correspondiente aislamiento. El miércoles 10 se confirmó el positivo del médico.

El viernes siguiente (12) fue confirmado el positivo de COVID-19 en el anestesista. El sábado en una de las enfermera, luego la otra. Pese a realizarse los testeos (a todo los trabajadores hospitalario), el cuerpo no hizo el aislamiento… más adelante se explicará por qué.

Alrededor de esos días ya se rumoreaba en Pilar de casos de madres (embarazadas o con sus bebés) que se infectaron en esa clínica. Poco después el rumor fue confirmado…

La gestión de Achával y los casos de COVID-19

Sol, una de las madres contagiadas, tuvo a su hijo en el Hospital Materno Infantil el día 3 de junio. Pasó internada unos diez días, ya que ella y su bebé tienen algunos problemas sanguíneos. El domingo pasado por la mañana le dieron el alta. Sin embargo, en una insólita operación médica/burocrática, la contactaron ayer lunes desde el Centro de Diagnóstico de Pilar para informarle que había dado positivo el test de coronavirus… todo esto en menos de 24 horas.

Es decir, no esperaron a darle los resultados estando internada, sino que la mandaron el domingo a su casa quedando en contacto con familiares (no los había tenido hasta el momento) y el lunes el personal del SAME fue a buscarla a ella y a su bebé en ambulancia para trasladarlos a un internado para casos de coronavirus en Presidente Derqui, en donde hay al menos 15 pacientes con el virus. Dejando en contacto con los enfermos a su hijito recién nacido.

Graciela, la madre de Sol, atendió el llamado de Data24 entre lágrimas desgarradoras de dolor y angustia. «Ahora Sol está siendo atendida. Que es lo que a mi me importaba, porque estaban los dos solitos (haciendo referencia a su nieto)».

La gestión de Achával y los casos de COVID-19
Sol junto a su hijo

«Ella se contagió adentro de la Maternidad, pero nadie decía nada. Nosotros preguntábamos pero a ella le decían que no había tenido contacto con el médico, y como nosotros no podíamos preguntar no pudimos averiguar nada». ¿Recibieron algún tipo de respuesta o ayuda por parte de la Municipalidad?, interrogamos… «no, la verdad que el municipio estuvo ausente», respondió Graciela, y agregó: «recién ayer (lunes 15/6) me llamaron porque yo empecé a publicar por todos lados pidiendo ayuda para mi hija. Pero solo me llamaron para investigar sobre el caso».

«Yo cumplía absolutamente todos los protocolos y todos los recaudos para cuidar a mi familia. Y ahora me devuelven a mi hija de la Maternidad con COVID-19 positivo y nadie se hace cargo. Nadie llamó del Hospital Materno Infantil para preguntar, nadie, nadie».

«Yo tampoco entiendo mucho, pero ¿cómo me la van a mandar con positivo sin antes esperar los resultados? Y encima, cuando la vino a buscar el SAME todo a las apuradas, con mucha desprolijdad. Yo entiendo el protocolo, sé que se tiene que aislar. Pero muy distinto es el aislamiento a dejarla tirada todo el día, sin que nadie la atienda, ni siquiera un pediatra para el bebito».

MÉDICOS, POLÍTICOS Y BUROCRACIA: LOS APRIETES DE ACHÁVAL

En las redes sociales estallaron los comentarios de vecinos de Pilar contando la cantidad de irregularidades del Hospital Materno Infantil. «Ante el primer rumor del caso del médico contagiado de COVID-19, ellos (los pilarenses) no vieron que se hiciera nada. No se reforzaron las medidas sanitarias, no se informó nada», comentó una fuente a este portal.

Vale aquí preguntarse de quién es la culpa. Los antecedentes en cuanto a la lucha contra la pandemia no son muy buenos para el intendente del Frente de Todos, Federico Achával. El pasado 1 de junio, Data24 informó que los médicos de Pilar denunciaron que el municipio repartió «alcohol en gel trucho». Parece una locura, pero es cierto. Achával repartió gel de ecografía con un poco de alcohol.

Siguiendo la línea de sus colegas burócratas, Achával hace gala constantemente de la «lucha contra la pandemia que lleva adelante su gestión». Pese a algunos «inconvenientes» y descontentos por parte de los vecinos.

La fuente consultada por este diario agregó además que «todo el personal seguía trabajando. Trabajadores del hospital me comentaron que ellos nunca fueron puesto bajo aislamiento porque autoridades municipales les comunicaron que no había personal para cubrir en caso de que los médicos tengan que cumplir con un aislamiento, si no tienen síntomas deben seguir trabajando».

La gestión de Achával y los casos de COVID-19

«Además, me comentaron que los empleados de la salud estaban siendo amenazados con ser despedidos por parte de Achával. No quieren hablar y tienen miedo. Están muy preocupados, porque ellos saben que las cosas se hicieron mal», concluyó.

En estas condiciones, «es lógico» que el accionar de los médicos sea el que fue: Achával, además de abandonarlos, los amenazó con despedirlos… si bien no se justifica la mala praxis, los médicos están entre la espada y la pared. Otra madre, en una situación similar a la de Sol, consultada por Data24, comentó que «los errores son de ambas partes, los médicos, el municipio y la burocracia en general… a mi me tendrían que haber dado hoy el resultado de mi test y no llegó nada, por ejemplo».


SUSCRIBITE A DATA24.COM.AR

Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *